Archivo de la categoría: exfoliante corporal

Para pieles de dragón

Estándar

Cuando compré este inocente jaboncito con goloso aroma a almendras dulces, pensé que sería, a pesar de su categoría “exfoliante”, uno de esos jabones suaves que acarician la piel con un leve cosquilleo. ERROR.

El chiquitín es potente. Y debí suponerlo ya que claramente lo dice la etiqueta: contiene almendras trituradas. Y mi experiencia me dice que cualquier exfoliante de origen natural como cáscaras trituradas, sal marina, luffa (esponja vegetal), etc. raspa bastante. Para sensibilidades tenemos al polietileno (que en este producto no está presente), con sus perfectas esferitas que no lastiman.

No me estoy quejando, no. No fue lo que esperaba, pero no es malo. Salvo contacto con zonas sensibles (en mi caso brazos, escote, panza, que se quedan arañados después del paso de este jabón), es estupendo para zonas más duras como piernas, pies, muslos y codos.

Además de la fórmula básica de jabón vegetal, contiene: aceite de almendras, aceite de semilla de girasol, extracto de hoja de romero, que ayudan a hidratar y estimular la microcirculación de la piel. Es muy agradable de utilizar porque deja una espuma cremosa que limpia muy bien, sin resecar.

En la foto se ven los trocitos de almendras (ya está usadito y rinde bastante).

Me costó 4 US$ (50 gr) y creo que voy  a comprar otro cuando se acabe.

¿Qué les parece? ¿alguien ya lo probó? ¿conocen otros jabones exfoliantes?

Anuncios

Amor a primer… pulido?

Estándar

Probarlo fue amarlo irrevocablemente.

Se trata de mi nuevo exfoliante corporal de L’Occitane: el Ultra Rich Body Scrub.

Indicado para pieles secas o deshidratadas gracias a que contiene 10% de manteca de karité y una interesante lista de componentes de origen natural entre los que están: extracto de semilla de lino, extracto de raiz de malvavisco, extracto de fruto de almendra dulce, extracto de miel, aceite de damasco, extracto de semilla de girasol, y extracto de hoja de romero.

La textura es untuosa, con un suave aroma a crema, muy clásico, que recuerda un poco a la Nivea azul (por darles una referencia, en realidad es mucho más sutil y agradable).

Tiene dos tipos de granos, unos gruesos de forma irregular de color marrón, que según el listado de ingredientes puedo deducir que se trata de cáscara molida de nuez, y otros más finitos, redondos y transparentes, de sílica (arena purificada). El trabajo de pulido que realiza es excelente: deja la piel suave, libre de durezas y/o asperezas, y sin resecarla, debido a su alto contenido en agentes suavizantes.

Ideal para las zonas rebeldes como codos, rodillas, pies, y en general para todo el cuerpo, pero yo evitaría el rostro ya que los gránulos de cáscara de nuez son algo filosos y pueden lastimar la delicada piel de esa zona. Se indica que es para el cuerpo, pero aclaro por las dudas.

Me encanta tanto para invierno como para verano, para el invierno porque es súper humectante y cuando el agua caliente barre la protección natural de nuestra piel, usar un exfoliante común puede resultar agresivo e irritante, y para verano porque no sé como serán ustedes, pero yo odio usar crema cuando hace mucho calor porque se me derrite y pegotea, y este scrub cumple muy bien la función de hidratación, tanto que me atrevo a decir que no necesito crema adicional (salvo la pantalla solar, ese punto no se negocia).

Este producto maravilloso pasa a encabezar mi podio de exfoliantes, junto a mi fiel Soy Milk & Honey Body Polish de Kiehl’s, los exfoliantes de Açaí y Bergamota de O Boticário, y el Apricot Scrub de St. Ives. Sí, tengo todos esos en mi baño, si no una se aburre 😉

Alguien probó este exfoliante? Usan alguno regularmente? Cuál es su favorito?

Besitos y nos leemos durante el día!

con aires amazónicos

Estándar

Como muchas considero que el exfoliante corporal es un producto indispensable, por eso no puedo dejar de tener uno (o dos) en el baño, para un mimo que el cuerpo agradece.

Hoy les traigo el que estoy usando en estos días, es de una de mis marcas favoritas, O Boticário y se trata del exfoliante de Açaí, su nombre completo es Jabón Cremoso Exfoliante Corporal Nutritivo de Açaí, y pertenece a la familia “Restaurar” de  la línea Nativa SPA.

Estoy completamente enamorada. Tiene un aroma precioso a frutos rojos, el color y la textura al usarlo dan la sensación de estar untándose mermelada de mora (sí, suena raro, pero me encanta la idea, ;)).

Los gránulos son bastante gruesos por lo que para pieles muy sensibles podría resultar agresivo y no recomiendo en ningún caso el uso en el rostro. Pero se aguanta perfectamente en brazos y piernas, y nos deja una sensación fabulosa de limpieza y frescura.

Entre sus ingredientes naturales están extracto de fruto de açaí, semilla de damasco y de uva… de ahí se explican las ganas que tengo de comerlo 😉

Si quieren leer algo sobre las propiedades del açaí, les dejo este link y también pueden investigar en otros sitios, hay mucha info buena dando vueltas por ahí.

Y qué me cuentan, les agrada el aspecto del producto? Acostumbran usar exfoliantes en la ducha? Conocen la marca O Boticário? Si viajan a Brasil u otros países donde se comercializa la marca, no dejen de visitar alguna tienda, que se van a sorprender y enamorar.

Espero sus comentarios como siempre.

Besitos